¿Cómo se hace el flan de coco? 2 Recetas Exquisitas

¿Cómo se hace el flan de coco? 2 Recetas Exquisitas
5 (100%) 1 vote[s]

Comerse un flan es uno de los placeres que debes darte en esta vida, aunque hay una gran variedad de flanes hay unos que son más especiales que otros, como por ejemplo el flan de coco. En esta entrada te voy a enseñar cómo se hace el flan de coco, para que lo disfrutes como debe ser.

El coco es una fruta tropical, con la cual se pueden hacer diferentes preparaciones, entre las cuales se destacan: el agua de coco, el dulce de coco, la leche de coco, el aceite de coco e infinidad de recetas más. Por su alto contenido de calorías, debes tener cuidado con excederte en el consumo de este flan.

El exquisito sabor, la consistencia y su facilidad en la preparación, hacen del flan de coco uno de los más apetecidos y solicitados por todos. Y es que no solamente los niños se van a deleitar con está deliciosa receta, también los adultos la disfrutan igualmente. Por lo tanto, si quieres sorprender a tus familiares y seres queridos en alguna reunión, no dudes en preparar este delicioso flan.

Cómo hacer el flan de coco casero

Esta receta tiene una preparación muy sencilla, la cual podrás hacer muy fácilmente en casa. Además, los ingredientes no son para nada complicados de encontrar, así que aquí te dejo la receta.

cómo se hace el flan de coco

Flan De Coco

Ingredientes

  • 1 vaso y 1/2 de leche condensada.
  • 2 vasos de leche de coco o común.
  • 5 huevos.
  • 110 g de coco rallado.
  • 1 cucharita de esencia de coco y de otra de vainilla.
  • Para el caramelo: ½ taza de azúcar y un poco de agua

Preparación

Al igual que el flan básico y el flan de queso, para preparar el flan de coco, lo primero que debes hacer es el caramelo. Este procedimiento, aunque sencillo no deja de ser de mucho cuidado, debido a que el caramelo pueda alcanzar unas temperaturas muy altas.

Lo primero que debes hacer para preparar el caramelo, es poner la azúcar blanca con un poco de agua en una olla antiadherente, para después proceder a calentar a fuego medio hasta que se disuelven y se tornen de un color dorado; recuerda con una cuchara mover el fondo de la olla para qué sea homogéneo el resultado.

Con el caramelo ya hecho, debes ponerlo en el molde en la parte de abajo y procurar que cubra un poco las paredes. Recuerda que el molde que vas a usar debe ser resistente al calor, porque nuestro flan lo vamos a llevar al horno.

Ahora en recipiente aparte debes calentar un poco la leche y mezclarla con la leche condensada, para darle un mejor sabor a este postre, puedes usar leche de coco. En otro recipiente aparte, mezcla los huevos hasta que estos tengan una consistencia homogénea. Ahora agrega los huevos batidos a la mezcla de las leches y continúa batiendo hasta que todos los ingredientes se integren.

Con nuestro flan ya casi listo, debes agregar el coco rallado junto a unas góticas de esencia de coco y de vainilla para así darle un sabor mucho más definido a nuestro flan. Continúa mezclando hasta que todo quede uniforme.

Ya es hora de poner la mezcla en el molde, el cual se va a llevar al horno. No olvides poner a precalentar el horno a 200 grados, mientras haces la mezcla del flan. Una vez tengas el molde listo y el horno caliente, debes poner este molde sobre una bandeja con bordes, lo cual te permita cocinar tu flan al baño maría.

El proceso de horneado tardará de 40 a 45 minutos aproximadamente, sin embargo, debes tener cuidado de que el flan no se vaya a quemar o que cuando lo vayas a retirar no esté crudo. Para asegurarte de que tu flan está en el punto, no olvides realizar la prueba del palillo. Si aún no sabes cuál es la prueba del palillo, simplemente debes pinchar con un palillo el flan, si éste sale limpio es porque ya está cocinado totalmente, de lo contrario debes dejarlo cocinando un poco más.

Una vez hayas sacado el flan del horno, deja reposar hasta que se encuentra a temperatura ambiente y de esa manera poderlo sacar del molde. Personalmente, me gusta guardarlo durante una hora en el refrigerador para disfrutarlo como postre después del almuerzo, pero si tú quieres puedes comerlo inmediatamente.

De esta manera hemos terminado con la preparación del flan de coco, espero que pueda sorprender a tus seres queridos con este delicioso manjar.

Cómo se hace flan de coco sin horno

Si creías que el flan de coco, solamente se podía hacer utilizando un horno, déjame decirte que estás equivocad@. En esta receta, te voy a explicar cómo puedes hacerlo fácilmente con la ayuda de una olla vaporera.

Ingredientes

  • 2 vasos de leche de vaca o de coco.
  • 5 huevos.
  • 1/2 taza de coco rallado.
  • 1 cucharita de esencia de coco y de otra de vainilla.
  • Para el caramelo: 1/2 taza de azúcar blanca y agua

Preparación

Al igual que en la receta anterior, lo primero que debes hacer es el caramelo; pero en esta ocasión debes ponerlo dentro de un recipiente refractario, cuidando de que éste quede bien esparcido en el fondo y partes de las paredes.

Ahora procede a calentar un poco la leche, agregándole la leche condensada y removiendo hasta que quede totalmente disuelta. En un recipiente aparte bate todos los huevos y una vez batidos éstos, agrégales la mezcla de las leches junto con unas góticas de esencia de coco y de vainilla. Mezcla muy bien todo hasta que se integren totalmente, para posteriormente ponerlos dentro del recipiente refractario.

Recuerda muy bien que cuando viertas la mezcla para el flan de coco, el caramelo debe estar frío de esta manera evitarás que éste salga del fondo. Cubre el refractario con papel aluminio para después ponerlo dentro de una vaporera con agua.

La idea es que el refractario no entra en contacto con el agua, tapa la vaporera y ponla a fuego medio en la estufa. A partir de que comience a generar vapor, debes cocinar por una hora aproximadamente. Después de una hora, realiza la prueba del palillo con mucho cuidado debido a que te puedes quemar con el vapor y si este sale limpio ya tienes listo tu flan de coco.

Una vez haya sacado el refractario de la vaporera, déjalo reposar hasta que éste tenga temperatura ambiente. Una vez esté a temperatura ambiente, puedes sacar tu flan del refractario consumirlo o llevarlo a la nevera para su posterior consumo.

De esta manera hemos llegado al fin de esta entrada, sin antes animarte a que hagas tu flan de coco en casa con un sabor que te encantará.

Deja un comentario