Cómo se hace el flan casero fácil

El flan casero es un postre de preparación sencilla que, si seguimos paso a paso las recomendaciones, no habrá manera de que nos salga mal. De seguro te animaras a hacerlo cuando descubras lo rápido y la poca dificultad que tiene de preparar. Por todo lo anterior, debes saber cómo se hace el flan casero.

Con este flan puedes darle una sorpresa a tu familia, debido a que es un postre completamente versátil, ya que una vez conozcas los pasos básicos, sentirás ganas de dejar correr tu imaginación y añadirle toda clase ingredientes que cambiarán totalmente el flan.

cómo se hace el flan

Flan casero

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer el flan?

Para el flan casero

  • 5 Huevos (debido a que los huevos son la base de este magnífico postre es necesario que se usen huevos frescos).
  • 1 taza de leche.
  • 1 taza de leche condensada.
  • 1 cucharada de vainilla.
  • ½ taza de azúcar.

Para el caramelo

  • 1 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de agua

¿Cómo se hace el flan?

Primero que nada, debes poner a precalentar el horno a 180 grados centígrados mientras haces los siguientes pasos.

También puedes leer: COMO HACER DULCE DE COCO

Para hacer el caramelo:

Debemos recordar en cada momento que el caramelo alcanza temperaturas de 200 grados centígrados, por lo tanto, no es un juego, debemos manejarlo con sumo cuidado, se recomienda el uso de manoplas (como las que usamos en el horno) para la preparación, esto debido a que las quemaduras por caramelo se encuentran entre las más graves de la cocina.

  1. En una olla antiadherente colocamos la taza de azúcar y dos cucharadas de agua en el fuego. A medida que la olla con el azúcar se calienta, vamos uniendo y removiendo el azúcar y el agua hasta que tomen un color dorado, siempre alertas de no pasar la cocción ya que tomaría un sabor muy amargo.
  2. Cuando el caramelo esté bien integrado, retiramos la olla del fuego y vertemos el caramelo en el molde que usaremos para nuestro flan y lo esparcimos por el fondo con sumo cuidado hasta que este cubra las paredes y lo dejamos enfriar.

Para hacer el flan:

  1. Rompemos uno a uno los huevos y vamos incorporando a la licuadora, esto es para no arruinar la preparación. Si un huevo se encuentra en mal estado (podemos comprobar la frescura de los huevos, colocándolos en un vaso con agua, si el huevo se sumerge y se mantiene en el fondo significa que está fresco, si por el contrario flota se encuentra en mal estado), y licuamos por unos segundos.
  2. Le agregaremos la taza de leche y la taza de leche condensada, licuamos mientras agregamos el azúcar y la vainilla; y continuamos licuando hasta conseguir una mezcla completamente homogénea y aireada.
  3. Colamos nuestra mezcla y a la vez vamos vertiendo en el molde que teníamos previamente acaramelado. Golpeamos un poco el molde para liberar burbujas en la mezcla. Posteriormente colocamos nuestro molde en una bandeja más grande para hornos con agua, esto es para cocinar a baño de maría.
  4. Llevamos nuestra mezcla en baño de maría al horno precalentado a 180 grados centígrados por 45 minutos. Verificamos la cocción interna, utilizando un palillo para pinchos o cuchillo delgado; si el cuchillo o palillo al sacarlo contiene mezcla cruda, continuamos horneando por unos 5 minutos más. Realizamos nuevamente la prueba con el cuchillo o el palillo, hasta que éste salga limpio de mezcla cruda.
  5. Para finalizar, retiramos del horno con extremo cuidado de no quemarnos y dejamos reposar en una parrilla de alambre o similar a temperatura ambiente hasta que esté completamente frío. Desmoldamos y llevamos a la nevera hasta el momento de servirlo.

El desmolde es bastante sencillo, se coloca un plato dado vuelta sobre el molde, colocamos una mano sosteniendo el plato y otra en la parte de abajo del conjunto sosteniendo el molde y giras rápidamente. Si no cae debes mover suavemente el molde hasta que se suelte. El flan se puede acompañar de frutas, dulce de leche, crema batida y demás.

Como puedes ver, el flan casero una receta súper natural y libre de gluten, apta para toda la familia. Además, éste flan lleva mucho menos tiempo de preparación, en comparación con el flan que viene en sobres, ya que éste debemos estar batiendo en una olla sin parar, para que no se pegue durante al menos 20 minutos, en cambio con el flan casero es cuestión de licuar y llevar al horno.

No te vayas sin leer: COMO HACER UN QUEQUE ESPONJOSO

Algunas variaciones del flan que te pueden gustar

Si le colocamos una cucharadita de cacao será un flan de chocolate, o le agregamos coco, éste cambiará completamente su sabor. También le podemos añadir galletitas e incluso dulce de leche durante su preparación; si eres amante de las frutas puedes involucrar algunas en la mezcla; todo depende de tu ingenio y creatividad.

Inclusive, podemos hacer una versión ligera sustituyendo la leche y la leche condensada por leche descremada y así será apta para que no rompas tu dieta y comas un delicioso postre sin remordimiento de ningún tipo.

Consejos para hacer el flan

Para lograr conseguir una textura lisa, lo que cambia es que batimos por menos tiempo la mezcla y el agua del baño de maría no debe hervir con mucha energía.

El caramelo nunca se debe quemar, es parte fundamental del sabor del flan, el caramelo quemado toma un sabor muy amargo y dañara el flan, sin dudar debes empezar a hacer el caramelo nuevamente.

Espero que te haya gustado esta entrada y que te animes a hacer un delicioso flan. Ademas te recomiendo que mires las recetas para el flan de queso y flan de coco, que de seguro te van a encantar.

Leave a Reply