Cómo Se Hace El Kéfir De Agua y De Leche

El kéfir es una de esas bebidas que se consumen a nivel mundial desde hace siglos, sin embargo, por la dificultad de su producción en ciertos lugares no es tan común. En esta entrada te voy a explicar cómo se hace el kéfir, para que lo puedas hacer y consumir en casa.

Que Es El Kéfir

Antes de explicarte cómo se hace el kéfir, quisiera explicarte qué es; y es que su nombre para muchos no es conocido, se puede definir kéfir como una bebida fermentada, la cual se puede hacer a base de agua, de leche de vaca, de cabra o de coco.

El kéfir a diferencia del yogur común, posee más bacterias beneficiosas para nuestra salud, aminoácidos y proteínas completas, sin dejar de nombrar, que su proceso de preparación es un poco más complejo.

También puedes leer: COMO HACER DULCE DE COCO

Los elementos principales para el kéfir son unos nódulos o gránulos, los cuales tienen un aspecto similar a la coliflor, que están conformados por bacterias probióticas, lípidos, proteínas y levaduras, qué son esenciales para la preparación de esta bebida, la cual es llamada también yogurt búlgaro.

Los nódulos de kéfir los puedes conseguir en tiendas naturistas o comprarlos vía internet, siendo una inversión rentable, dado que éstos se pueden reproducir solos, siempre y cuando estén a la temperatura adecuada. Así que puedes usarlos para preparar el kéfir de leche o el kéfir de agua, y seguir conservando los nódulos por años siempre y cuando estén en la temperatura ideal.

Cómo Se Hace El Kéfir De Leche

La receta del kéfir de leche, es la versión más antigua que se conoce. Con los utensilios adecuados y con los gránulos de kéfir, verás que no es tan complicada de preparar como parece.

No te vayas sin leer: COMO HACER UN QUEQUE ESPONJOSO
cómo se hace el kéfir

Kéfir De Leche

Ingredientes y Utensilios

  • 1 cucharada de gránulos de kéfir.
  • 1 litro de leche entera.
  • 1 frasco grande de vidrio de boca ancha
  • 1 colador plástico

Preparación

Dado que cuando compras los gránulos de kéfir, vas a tener por mucho tiempo este producto y que por los beneficios que trae su consumo, es bueno que consideres comprar un recipiente de vidrio exclusivamente para preparar tu kéfir.

Puedes conseguir un frasco de vidrio de un litro, el cual tenga una tapa que permita entrar y salir el aire, pero que no permita que le entré ningún objeto sólido. Te recomiendo que no uses para la preparación, frascos plásticos o utensilios metálicos, debido que pueden echar a perder el proceso de fermentación.

El kéfir de leche deberás prepararlo con leche entera, para favorecer el proceso de fermentación, sin embargo, puedes hacer tu kéfir con leche de cabra. El primer paso para iniciar el proceso de preparación del kéfir, es poner la cucharada de kéfir junto con la leche en el recipiente de vidrio. Si quieres un sabor un poco más ácido, puedes agregarle otra cucharada más de nódulos según tu elección.

Recuerda que debes dejar un espacio en el recipiente de vidrio, para que haya suficiente aire, el cual ayudará en el trabajo en fermentación la leche. Ponle la tapa y guárdalo a una temperatura ambiente durante aproximadamente 8 horas.

Sí quieres un kéfir mucho más ácido y espeso déjalo fermentar durante más tiempo. Pasadas las 8 horas, debes colar muy bien la leche dejando todos los nódulos dentro del filtro o colador. Vuelve a envasar el líquido dentro del frasco de vidrio para consumirlo o guardarlo en la nevera.

Los nódulos que quedaron en el colador, no los vayas a botar, éstos los puedes lavar con agua destilada y ponerlos en un frasco limpio para guardarlos, o puedes volver a iniciar el proceso de fermentación con más leche o con el líquido que prefieras. Ahora ya podrás disfrutar de tu delicioso kéfir de leche.

Cómo Hacer Kéfir De Agua

Esta variación del kéfir, puede tener ciertas ventajas con respecto al kéfir de leche, a pesar de que contienen la misma microflora, el kéfir del agua es más fácil de mantener y no tiene las complicaciones de intolerancias propias de la leche.

cómo se hace el kéfir

Kéfir De Agua

Ingredientes y Utensilios

  • Un frasco grande de vidrio de boca ancha
  • 1 colador plástico.
  • 1 cuchara de madera.
  • 1 litro de agua mineral.
  • 3 cucharadas de azúcar morena.
  • 1 higo seco.
  • 1 limón.
  • 3 cucharada de gránulos de kéfir.

Preparación

Al igual que la preparación anterior, el kéfir de agua requiere un frasco grande de vidrio, en el cual vamos a poner todos los ingredientes, dejando un espacio en la parte superior para que entre el aire.

Con una cuchara de madera, mezcla todos los ingredientes y procede a tapar el frasco de manera tal que no quede herméticamente cerrado, permitiendo que el proceso de fermentación se lleve a cabo. Deja reposar esta preparación, máximo durante 3 días y mínimo por 2 días, a una temperatura ambiente que no supere los 30 grados y que no sea inferior a 15 grados centígrados.

Pasado el tiempo de fermentación, debe destapar el frasco de vidrio y proceder a colar muy bien el líquido en otro recipiente. Al igual que en la receta anterior, los gránulos que queden en el colador, los puedes lavar con agua destilada y guardarlos, o puedes seguir utilizándolos para hacer otro kéfir.

Por ultimo envasa el líquido en el frasco de vidrio y esta vez tápalo para posteriormente guardarlo en la nevera para consumirlo frío. Como resultado, vas a obtener una deliciosa bebida gaseosa la cual deberás consumir en los próximos dos días y que de seguro te quitara la sed.

Beneficios Del Kéfir

Los beneficios del kéfir para la salud son muy variados, dependiendo del tipo de kéfir que consuma, aquí vamos a nombrar varios de los beneficios más importantes alrededor de esta bebida.

  1. Mejora tu sistema digestivo: Los probióticos propios del kéfir, son aún mayores que los que tiene el yogur común, por lo tanto, es eficaz para combatir problemas como el intestino irritable o la diarrea.
  2. Fortalece tus defensas: El sistema inmunológico se estimula de manera favorable cuando se consume el kéfir, lo cual ayuda a prevenir de manera efectiva la aparición de virus.
  3. Para intolerantes a la lactosa: El kéfir de leche es ideal para personas que son intolerantes a la lactosa, debido a que las bacterias que contiene el kéfir convierten la lactosa en ácido láctico, además si el kéfir se hace a base de agua mucho menos problemas va a tener de este tipo.
  4. Mejora tu sistema óseo: Contiene gran cantidad de calcio y vitamina k2 el kéfir elaborado con leche, esos nutrientes mejoran la salud de los huesos y previenen el desarrollo de la osteoporosis.
  5. Favorece tu piel: Enfermedades alérgicas de la piel y el asma pueden ser combatidas a través del consumo del kéfir, debido a que ésta bebida tiene efectos antiinflamatorios según estudios realizados en la Universidad de Hokkaido en Japón.

Espero que te haya gustado este artículo, que lo compartas en tus redes sociales y que hagas tu propio kéfir casero.

Leave a Reply