Cómo Se Hace Hielo Seco

Rate this post

Muchas veces hemos oído hablar sobre este producto, es posible que lo hayamos visto, incluso tocado, pero ¿cómo se hace el hielo seco?

Antes que nada, debemos saber que este tipo de hielo es muy usado para diferentes fines, entre ellos la refrigeración de muestras médicas y de vacunas que deben ser transportadas de un lugar a otro y las mismas deben cumplir una cadena de frío. También es muy común verlo en las heladerías y lugares que trabajan con venta de productos que necesitan refrigeración.

Entre los usos que se le da al hielo seco, los más relevantes son: fijar metal, eliminar baldosas del suelo, eliminar verrugas, es un componente principal en los extintores de incendio.

¿Qué es el hielo seco?

El hielo seco o nieve carbónica, es el nombre que se le da de manera coloquial al dióxido de carbono (CO2) en estado sólido, se le da este nombre, ya que en aspecto y temperatura es similar al hielo común, pero una vez su temperatura aumenta y sublima no deja residuos de humedad ya que su base no es agua y su estado natural no es líquido, es gaseoso incluso a temperaturas naturales. Su temperatura máxima en estado sólido es de -78.25 grados centígrados o 194,5 grados kelvin.

Su historia se remonta al año 1835 cuando fue descubierto en Francia por el químico Adrien Jean Pierre Thilorier. Pero su primer uso comercial fue en el año 1925, casi 100 años más tarde, cuando los dispositivos aéreos Priest, teniendo su sede principal en la ciudad de Nueva York Estados Unidos, comenzó a usar este compuesto en sus extintores de incendio, la humanidad con el pasar de los años fue encontrando cada vez más usos para el hielo seco.

cómo se hace hielo seco

Hielo Seco

El dióxido de carbono en forma sólida, también tiene un uso en el ramo alimentario siendo usado para refrigerar o conservar fríos productos como helados, en la alta cocina algunos de los chefs más importantes suelen usar el hielo seco, para crear una presentación inigualable a su plato gracias al vapor blanco frío que desprende al sublimarse. Esta misma característica hace que sea un elemento fundamental en los eventos de espectáculo en los que gracias a una máquina se libera al ras del suelo un vapor blanco muy visible, sumamente sensible con características muy similares a las de la niebla.

La manipulación de hielo seco se debe realizar con el mayor cuidado, debido a las extremas temperaturas bajo cero que alcanza, su manipulación debe realizarse con guantes resistentes o pinzas para evitar quemaduras por frío, también es importante usar gafas o anteojos de protección, siempre se debe manejar en un ambiente controlado en el que no podamos lastimar a otras personas, animales o incluso a nosotros mismos.

¿Cómo se hace hielo seco en casa?

Materiales

Los materiales que usaremos para hacer el hielo seco son:

  • CO2, lo podemos conseguir en extintores de incendios asegurándonos que no tenga otros complementos, también lo podemos conseguir de pequeñas bombonas o depósitos como los usados en réplicas de Airsoft.
  • Tela porosa, esto es necesario para que no se escape todo el gas.
  • Guantes de trabajo pesado.
  • Cinta adhesiva (opcional).

Pasos a seguir para hacer hielo seco casero

El paso principal es liberar la presión del gas en la tela para recoger el hielo y dejar ir el gas, antes de hacerlo debemos tomar las medidas de seguridad necesarias como guantes aislantes para no quemarnos con el frío, gafas protectoras.

  1. Colocamos la boquilla del extintor de incendio o el tanque lleno de co2 en el interior de la bolsa de tela. Ponemos la mano en la bolsa ajustando a la boquilla de venta para no dejar perder nada, o si lo preferimos ajustamos con la cinta adhesiva.
  2. Descargamos el extintor de incendios o en caso de realizarlo con los tanques de co2, abrimos parcialmente la boquilla. La formación del hielo seco será inmediata en la bolsa.
  3. Una vez tengamos el extintor de incendios o el tanque de co2 completamente vacíos, cerramos las válvulas. Movemos suavemente la bolsa de tela, de esta manera el hielo seco se soltará y podremos sacarlo de la bolsa y listo.

El hielo seco de forma industrial se realiza usando los mismos principios, el dióxido de carbono se libera en moldes porosos del tamaño y características necesarias. Una vez liberado el gas, la presión se regula hasta que la temperatura sea la necesaria, se retira del molde y se reserva en un espacio designado con temperaturas realmente extremas bajo cero.

Debemos recordar que una vez empiece a subir la temperatura del hielo seco, el gas que soltara no es recomendado respirar en grandes cantidades, no debemos mantener el hielo seco en un recipiente completamente sellado ya que, al aumentar temperatura, libera gas y se expande pudiendo romper el envase y lastimar a los que estén cercanos a él.

De esta manera hemos llegado al final de esta entrada, recuerda seguir las instrucciones y de ésta manera evitar accidentes. Si te ha gustado, no te olvides compartir.

Deja un comentario