Cómo se hace un buen hotdog de 2 deliciosas maneras

Generalmente cuando se habla de hotdog, se piensa en algún neoyorkino degustando uno de estos snacks a medio central park usando una gorra de los yanquis o algo parecido. Y es que se convirtió en un icono de la cultura estadounidense.

Principalmente hablando, sus ventas más fuertes se dan en los partidos de beisbol o basquetbol, donde puedes comprar uno de estos manjares en 5 USD. De hecho, en uno de estos juegos, fue que se dio a conocer el hotdog en Estados Unidos.

Verás, el hotdog tiene origen europeo, alemán para ser más específicos alrededor del año 1750. Se le llamaba dachshund, haciendo alusión a los perros salchicha y así fue como lo “promocionaban” en Estados Unidos hasta que un caricaturista dibujó un perro salchicha entre dos panes: “HOT DOG”.

Hot Dogs

Hot Dogs

Y desde que se popularizara entre los asiduos visitantes y fanáticos del beisbol en los años 50, se han ido creando infinidad de variaciones para este delicioso alimento que nos ha llenado de satisfacción desde que lo probamos la primera vez.

Las formas de hacer un hotdog son tantas que estoy seguro, aun no se han descubierto todas. Por eso el día de hoy te mostraré cómo se hace un hotdog de distintas maneras.

Cómo hacer un hotdog clásico

De entre todos los hotdogs conocidos y por conocer, la versión clásica del hotdog será la favorita de la mayoría. Una mezcla simple de cremas, salchicha y panes que pueden calmar el hambre de cualquier persona.

Ingredientes:

  1. Salchicha. Esta puede ser de cualquier tipo, la que más te guste. La que se usa en ventas es la clásica “salchicha para hotdog”, de la más económica del mercado, pero no menos deliciosa.
  2. Queso amarillo. Este es un ingrediente clásico al puro estilo estadounidense. En otros países suele prepararse sin queso amarillo, pero vamos a hacerlo así para que pruebes algo diferente si es que nunca lo has hecho.
  3. Mayonesa. Claramente es un ingrediente que no puedes olvidar. Este lo puedes aplicar con un dispensador de mayonesa (lo puedes encontrar en cualquier tienda) o directamente untado en los panes, es mi manera favorita, así el pan queda “humectado”.
  4. Queso cheddar. Este es otro ingrediente poco convencional a la manera básica y sencilla de prepararlo, pero que te recomiendo mucho lo agregues a la preparación.
  5. Panela. También agrégala, además de ser un buen complemento, es muy saludable.
  6. Cebolla. Puede ser cruda en cuadritos o a la juliana asada en aceite.
  7. Tomate. Córtalo en cuadros pequeños para poder esparcirlo con suavidad sobre el producto terminado.
  8. Chiles jalapeños. Esto puede ser un ingrediente opcional. No todas las personas soportan el chile, así que, si eres de los que les gusta comer picosito, pues adelante, agrégalo, de otro modo, mejor déjalo para alguien más.

Preparación del hotdog clásico

  1. Aunque lo tradicional es que la salchicha se hierva o salga a baño maría, lo que haremos es freír la salchicha.
  2. Pero antes de pasarla por el sartén o la plancha, lo que haremos es hacer un corte en todo lo largo de la salchicha.
  3. Una vez que ha sido freída de forma uniforme, coloca el queso amarillo en la hendidura y pasarlo a freír directamente en suficiente aceite. Debes tener cuidado pues el queso se derretirá y se puede pegar en el sartén o plancha.
  4. Abre el pan para hotdog, del cual te recomiendo sea de panadería, es más saludable y no se reseca como el pan de bolsa. Unta mayonesa y a fuego lento calientas el pan.
  5. Cuando el pan esté listo, le pones la salchicha.
  6. Agrega el tomate, cebolla y jalapeños. Todos estos deben estar finamente picados en cuadros.
  7. Desparrama la cátsup y mostaza al gusto.
  8. Como toque final derrite un poco de cheddar y panela para ponerlo encima del hotdog.
  9. Disfruta.

Cómo hacer un hotdog de pechuga de pollo

Este tipo de hotdog es una variación que se conoce muy poco y es que son tantas las variaciones que existen, que es difícil saber quien lo invento o cuando se comió por primera vez.

La pechuga de pollo no es un ingrediente común en este tipo de comidas y sin lugar a dudas, es la mejor opción, para darle un sabor impresionante a tus hotdogs caseros.

Ingredientes

  1. Pechuga de pollo. Es el principal ingrediente, para ello debes escoger la pechuga sin hueso y de buen grosor.
  2. Pan molido. Este pan debes conocerlo muy bien, sirve para hacer milanesas y empanizar en general. Para un toque plus, te recomiendo compres pan molido crujiente.
  3. Pimienta y sal. No es estrictamente necesaria, pero puedes agregarla al gusto.
  4. Huevo. Vital para lo que vamos a realizar.
  5. Pan para hotdog. Como he mencionado anteriormente, de preferencia compra pan de panadería y no de bolsa.
  6. Mayonesa. Puede ser en botella o de bote para exprimir.
  7. Queso para nachos. Un aditivo especial que le dará un toque casi mágico a tu hotdog.
  8. Verduras. Tomate, cebolla y jalapeño en vinagre. Estos son los ingredientes de siempre que no pueden faltar en un hotdog.
  9. Queso cheddar. Otro aditivo para los que pueden tolerar los sabores extremos.

Rápida preparación

Lo primero que debemos preparar es por supuesto, la pechuga de pollo. Esta la puedes preparar tipo fajita o empanizada, cualquiera de las dos maneras queda especial.

Y para preparar el pollo empanizado, primero debes batir el huevo con sal y pimienta. Debes batirlo ya sea con batidora, o con un tenedor. Debes darle un movimiento constante hasta tener una consistencia grumosa y espesa, sobre todo espumosa para poder sumergir las tiras de pollo.

Una vez remojada las tiras de pechuga, empanízalas y mételos al congelador unos 10 minutos para que se enfríen. Lo ideal sería que se congelen, pero necesitarías una gran cantidad de aceite. Así que solo deja que enfríen un poco.

Por último, ya solo prepara el hotdog como en la receta anterior y quedará todo listo. Disfruta de esta deliciosa variación que te dejará las papilas gustativas volando por los aires.

Deja un comentario