¿Qué Es y Cómo Se Hace Un Mapa Mental?

En muchas instituciones educativas desde la primaria hasta la educación superior, utilizan herramientas como el mapa mental para ayudar con el aprendizaje. Esta herramienta ayuda a estimular la creatividad sobre todo de los niños, ya que a través de imágenes o dibujos deben explicar conceptos o ideas; pero siempre hay personas que se preguntan ¿qué es un mapa mental? y ¿cómo se hace un mapa mental?

La primera interrogante la podemos responder diciéndote que, en sí, un mapa mental es un diagrama de aprendizaje que se utiliza para representar conceptos o ideas asociadas a un tema particular.

Esta herramienta se emplea para facilitar el aprendizaje de forma esquematizada, el cual se relacionan entre sí, quien en conjunto dan la explicación de un contenido sobre un tema en específico, los mapas mentales poseen las siguientes características:

  • El tema central por lo general se representa con una imagen la cual se ubica en todo el centro del esquema.
  • La estructura se dibuja de forma radial, el cual se conectan entre sí por la imagen central.
  • Desde el tema central se derivan los demás conceptos e ideas, como especie de ramificaciones, siempre comienza como las manillas del reloj, siguiendo la misma ruta de izquierda a derecha.
  • Las ideas o conceptos se representan por medio de imágenes, símbolos y palabras claves, no deben escribirse conceptos. Debe usar diferentes colores con el objetivo de destacar y acentuar las ideas.
  • Cada idea se representa con una imagen.
  • Las ideas secundarias se representan dentro del esquema como ramificaciones que surgen de las ideas principales, es decir, se encuentran vinculadas de forma directa a la idea central.
  • Si colocas un bloque de ideas lejanos a la idea central, este no representa importancia.

¿Cómo se hace un mapa mental? Paso a paso.

Para elaborar mapas mentales, sólo debes contar con gran creatividad, papel, tijeras, revistas, lápiz y lápices de colores. Recuerda que los niños deben contar con supervisión de un adulto si desean utilizar tijeras.

cómo se hace un mapa mental

Mapa Mental

Define y Ubica la Idea Principal

Para comenzar debes colocar en el eje central el título sobre el tema a tratar, el eje central se debe colocar en el centro de la hoja.

El título no es más que la referencia a la idea central del trabajo, esta puede variar según el tema a tratar, puedes ser “La Tecnología”, “Sistema Reproductivo”, “Cambio Climático”, entre otros. Además de la palabra clave, debes acompañarla de una imagen que solo con ver, además de que llame la atención y cause impacto, le permita a quien lea el mapa mental saber de qué trata el tema.

Ejemplo:

Si el tema es tratado sobre Sistema Reproductivo Femenino, debes plasmar una imagen que haga referencia al título, en este caso podría ser el útero junto a las trompas de Falopio y los ovarios.

La imagen que represente el titulo no tiene porqué ser compleja, puede ser sencilla, pero sobre todo colorida, la cual dé una explicación a primera vista.

Organiza el tema y los subtemas

Es importante que, al momento de hacer un mapa mental, ya poseas un boceto de la información que vas a plasmar en el mapa mental. Recuerda que debes trazar las flechas a partir de título, en un orden coherente, que contenga relevancia para el lector y en sentido de las agujas del reloj. Las ramificaciones gruesas se le llaman subtemas, las cuales son los aspectos generales que brindan información específica al lector.

Ejemplo:

Si el tema principal de tu mapa mental es sobre el “Cuidado de la Piel”, la principal información que brindarán será sobre: limpieza, alimentación, cosméticos e hidratación. También de acuerdo al contexto que quieras dar, podría tratar sobre el horario e indicamos mañana, tarde y noche, todo dependerá en la forma que enfoques el contenido. Recuerda que todas las ramificaciones o subtemas se definen en sentido de las agujas del reloj.

Divide los Subtemas

Por cada subtema definido se comienza a separar información específica en cada una de las ramificaciones, la cual se disminuye el tamaño de la letra, de igual manera son palabras puntuales y genéricas, deben ser legibles y lo suficientemente separados para que no se confunda.

Cada elemento definido se debe acompañar con una imagen o símbolo que identifique lo que deseas tratar. Recuerda que las imágenes deben ser coloridas, sencillas y explícitas, que sólo con verlas el lector pueda entenderlas y saber lo que deseas decir con la imagen.

Utiliza diferentes colores

Recuerda siempre utilizar mínimo tres colores diferentes para la realización de tu mapa mental, el cual ayuda a causar mayor impacto, que ayuda a retener y comprender la información de manera efectiva.

El uso de los mapas mentales como herramientas de aprendizaje es muy utilizado por muchos maestros y estudiantes ya que no solo facilita el proceso de enseñanza, sino que para los alumnos es mucho más fácil aprender al tener referencias visuales de un tema, palabra o número.

Siempre tengamos presente que mientras más sencillo sea para el alumno recordar, más fácil será para el maestro avanzar en sus clases, y las imágenes referenciales son una herramienta sin precedentes.

De esta manera hemos llegado al fin de esta entrada, espero te haya gustado y puedas aplicarlo para mejorar tus próximos mapas mentales. Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartir.

También te podría gustar...